Entradas

Mostrando entradas de abril, 2017

Fuente anual

Inconsciencia.  La nueva mirada entre el camino de lo seguro y su espera. Una vez más me poso en esa confianza que en algún momento me permitió blindar todo aquello que daba por perdido y me tenía en una encrucijada de lo que creía que era cierto e incambiable.  Por fortuna esa misma confianza me desligó de aquella idea errada y difusa que por seis meses comenzó con una marca imborrable. Y que luego, sumada de unas letras terminó en un año tranquilo donde comprendí que era momento de empezar otro nuevo tiempo.
De la misma manera llegó algo tan superficial como unas letras sin sazón pero con una sustancia incomparable de dureza y veracidad.  Letras regaladas, prestadas, adoptadas pero jamás robadas para unos quienes que las desecharon, otros que las ojearon, letras que algunos tomaron en serio y otros tantos las marcaron en sí mismos. Larga espera bienvenida con preámbulo y sagacidad parte 1.3, hay una seguridad latente esta vez que no le dará cabida a otras cosas como la duda... Toda la m…

Sana mi alma y restaura mi corazón.

Tengo una nueva lista de reproducción; alguien me la obsequió. Tomaré una y cada palabra para atesorarla, en mi vida, corazón y mente. Tomaré algunas páginas rayadas y reharé aquellos bocetos que están sin terminar. Me propondré a eliminar las listas de reproducción vacías y todas las que quedaron marcadas en mi piel y sentidos. Lucharé por los sueños que me han halado hasta lo recóndito de las calles de Bogotá, y aquellos que a pesar de los años y lo mucho que he caído, jamás han muerto.  Viajaré por la senda antigua, me estableceré allí. Segaré donde puse La primera semilla que nunca germinó y esperaré el tiempo de la cosecha.  Sigo temblando y los dedos pulgares se deslizan mientras escribo con un respiro sostenido y la mente divagando entre pensamientos incomprensibles.  Tengo fe, tengo esperanza y el amor no se ha ido. Creo fielmente en un Dios que me ha mostrado que todo lo puede, y ahora entiendo que sus planes son perfectos.
La desviación destruye y los suspiros acongojan pero el …

Inevitable.

Suicidio. (Tomó la salida más efectiva y fácil.  Ese día era como cualquier otro de los que había vivido, no había nada diferente. La enfermedad seguía apoderándose de su vida, las pastillas llenaban el tocador donde todos los días se paraba a arreglar su cabello y a dejar algo de ungüento sobre su piel.  Había salido y llegaba de un día común y corriente, con expectativas nuevas, ese día quiso cambiar la historia y comenzó a hacerlo sacando adelante aquello que iba en ruinas, su madre bajó desesperada y comenzó a cortar sus alas, una a una la desmenuzó. Jamás se había interesado en sus pensamientos, y una vez más siguió con sus tareas caseras mientras ella se envenenaba y a la par tomaba ron. Un sueño profundo le arrebató la vida en un par de horas.  Con odio y sin conciencia su padre llegó en la noche a golpearla, pero está vez ella ya no le respondió. Angustiado comenzó a culpar a la mujer que gritaba y pedía auxilio, querían remediarlo y no entendían la decisión de su hija, pero ya er…

Silencio.

Prefiero omitir la desnudez que estaba puesta en el monólogo final. No quería llegar hasta aquí, hice lo posible pero no funcionó. 
Veo los ojos de todos, y mi corazón se remueve, el dolor ha menguado. Pero la incertidumbre, la nostalgia, la ansiedad y lo que no comprendo sigue envolviéndose en mi interior. Confío, me junto al dolor de quienes han perdido a quienes aman y a quienes no volverán a ver por largos años o quizás para siempre.  Espero, aunque sea cruel, aunque mate el ansia de alcanzar lo que quiero. Lloro y procuro no lamentarme sino agradecer. Escucho la única voz que me levanta y que logra darme paz y quedo en silencio. Me asombro, pido su consuelo y sobretodo temo. Recuerdo aquellas noches de verano, en una casa humilde en marzo del 2014. Donde solo había amor suficiente, claridad y pureza. Anhelo una vez más retornar, con todo lo que implican los retornos. "The old time religion", espero fielmente en aquello que está en mí, lo que el mundo no puede remover, lo …

Queda

2:26 12 de abril 2017.  Con los sueños de la gente, simplemente no se juega.  Hoy desperté deslizándome en un rayo de luna. Sabiendo que los dolores estomacales son producidos por gastritis o por ansiedad. Algunas veces los produce el desasosiego. ¿Pero a quién le importa? Un año atrás para mí todo dejó de tener sentido, ahora veo cuánto valió la pena, porque la sinceridad y la crudeza tienen más provecho que la mentira y el dulce empalagoso que hostiga y causa vómitos nocturnos. Es mejor quedarse con los delirios somníferos y las voces desgarradoras que nos apremian con desdicha y frialdad. Eso vale más la pena, ir corriendo por las frías calles de Bogotá en busca de un taxi y gritarle "malparido" porque así somos con afán, que dejar mal sabores a cambio de quedar bien. Más valen las charlas sin sentido y las suicidas que aquellas que solo se enfatizan en sí mismos. Más vale el correr de los pasantes y las sonrisas en medio del caos que la mala cara expuesta ante la luz del d…

Sin título 555

4 de abril 2017. 5:07 pm Una vez más estaba en la bañera, tirada en el suelo. Llorando, sin ningún consuelo. 
Solo habían voces del pasado, secuelas de corazones dañados. El mío y el de otros tantos. Ahora sé que te irás, lo confirmo nuevamente. Lloro de incertidumbre, porque llegaste conociendo a una mujer diferente a la que has dejado ahora. Preámbulos y negación. Siempre estaba tan segura que ahora no sé ni qué pensar. 
5 Abril 2017 10:50 am 
Ya sé lo que sigue, por eso no he aparecido como antes. Vuelve el efecto colateral, como tanto lo ansiaba. La única parte cruel es que ya no va a estar alguien más. Seguiré divagando por lugares desconocidos y haré de las viejas memorias mi estabilidad esperanzadora. No ha habido un día diferente desde el estallido, y se creía que ese no era el fin. Ambos nos equivocamos, nuevamente. En este punto ya los ánimos no me dan para pensar, ni siquiera sé cómo volví a llegar al café. Estaba desangrada, mi piel una vez más se deslizó y dejé de ver los am…

Lista de reproducción 381

((Hoy domingo me levanté en una casa desconocida, se supone que debo ir a mercar y seguir con la farsa de siempre. Me pregunto si mi papá no nota mis cambios. Ayer me vio con un pantalón gris desteñido, chaqueta de taches y los ojos en el cielo. Él lloraba, yo solamente reía y sabía que era el fin. ))


-Domingos; él nunca estuvo presente, yo sostenía las memorias de lunes a sábado en mis manos hasta el domingo, ahí terminaba todo, las salidas a mercar, la concentración en los trabajos, el miedo por ser descubierta, y la música que me acompañó siempre.
Los lunes eran nuestros, llenos de preguntas, de respuestas y de desolación, las respuestas nunca eran suficientemente claras  y éstas hacían que yo simplemente supusiera. Uno de esos domingos recuerdo haber visto uno de sus trabajos más importantes colgados en la ciudad, me sentía orgullosa, pero jamás se lo dije. 
Por culpa de los malditos domingos donde dejábamos de ser, el café se acabó, el té de manzanilla se terminó y el humo de los ci…