Entradas

Mes de 36 días.

Juan solo hace su trabajo y es deprimente ya van cuatro semanas y todo se fue al carajo. Por mi parte, trato de estar más aquí y menos en el ensueño. Pero me pierdo. Índigo Blue has born.  Espero que deje de irse la luz y yo pueda concentrarme aún más en lo que debo terminar. Siento muchas cosas. Aparecieron un montón de colores y elementos bien realizados. Él me mira los labios cuando hablo, me consiente cuando me siento miserable. No me gusta cuando juega con mi susceptibilidad, aunque él la desconoce.  La historia cambiada está inerte, me confunde y me hace sentir miserable. Pero él me pide permiso antes de besarme y se despide de beso en la boca en medio de la oscuridad.  La historia inerte me hace dudar, es como si quisiera persuadirme pero no termina siendo suficiente. Solo busca dañarme y yo, jamás sería capaz de dañarle aunque con mi perspicacia intentaría buscar arder.  No escribo para ser entendida escribo para ser, para marcar y soltar. 
Él tiene miedo, sabe que si se lanza a am…
Interacción  Soy una persona destructiva. La gente es una basura e intentar abrirme en verdad no funciona. El óxido de las paredes ajenas me ahogan y las drogas ya no son mis amigas. Hoy quería alterar mis sentidos y lo logré bajo ningún efecto. Probablemente la vida me lleva a sitios cálidos con aires espesos y odiosos. Корен имбиря me deja la mente en blanco. Y empieza la verdad, seriamente me escudo con mis ideas.

Mi primera vez

La humanidad es sensible, hace crecer piedras y peso en el pecho.  Arruina, hace que la vida pierda esencia y borre las ganas de vivir. El amor es un asesino de sueños, entretiene la mente pero daña el sentir.

En septiembre de 2017 empecé a experimentar crisis de ansiedad y en manera de culpa, es cruel darme cuenta que había un motivo evidente de cómo comenzó todo. Pero ahora veo que el daño que he permitido hacerme a mí misma me ha destruído lentamente. Llevo tres semanas sin ver a Juan, y tengo esperanza de que las cosas mejoren por sí solas pero en verdad han empeorado. Hago las cosas por inercia o simplemente por impulsos. Las decisiones buenas que me acompañaron hasta agosto se han diluido entre nicotina y alcohol, en una neblina espesa que me ataca en las noches y no me deja dormir. El cansancio es tan abrumador que me quema las pestañas y hace que el punzón del pecho me asfixie más y más. La soledad acompañada y la falsedad constante de actuar opuestamente a como me siento me est…

Treat your wom...

Episodio crítico por encarnación.  Todas las rimas deben ser continuas y coherentes. Ensoñación como ideación onírica de  placer y felicidad.(.___________\~~~~~~~~~~), ella era como yo, con su locura desenfrenada, con las lágrimas en los momentos inadecuados, con los acentos de joder que hacen al spleen irse de en medio del entorno. (//~~~~~~~). Nuevamente cansancio y sé que es el efecto colateral revirtiéndose. (///~~~~~~~)
Siento muchas cosas y tengo miedo. Ahora solo cansancio, duermo y todo vuelve a ser igual. Me escondo, grito por dentro. Me desnudo y me miro. Mi ángel de luz se ha ido, y su esplendor está en silencio. Hago una profunda revisión y veo que algo inerte ha estado olvidado pero no ha dejado de existir. Escucho a Soko y pienso que no debería hacerlo. Grito en silencio, tanto que mi voz natural se ve afectada.  Elimino de una buena vez todo lo que escribí pero lo creo profundamente de nuevo. Lo único que sé es que tengo poco tiempo antes de que todo termine en el suelo y…

Delirante

Mi depresión viene en forma de no querer salir de casa, repleta de un cansancio mental y absoluto, con los únicos ánimos posibles de estar en cama y cerrar los ojos. Dejar que la vida se vaya, que los amigos que me cuesta hacer huyan también.   Está silenciosa entre sueños no cumplidos y anhelos a medio hacer, con la duda y el dolor encendidos. Cuando estoy rodeada la evito porque trato de concentrarme en ese ahí y ese ahora, pero hoy no ha resultado. Hoy todos los efectos se voltearon y dejaron de ser. Ella salió a flote y me acompaña junto a Ramona.

Entre Lodo - Las Olas

La fascinación no es un sentimiento ligado a la normalidad, por el contrario, cuesta mucho llegar a experimentarlo. Inclusive así, su esencia es divina, magistral y si aparece puede hasta llegar a relacionarse con estados celestes.  Tal como el brillo de lo que no se ve en la cotidianidad, entre el lodo cenagoso que invade la metrópoli, el concreto que junto a escombro roto e inestable ahoga a los caminantes que van cabizbajos buscando algo más para comprar. Fascinante puede ser la niebla al amanecer con el frío que atraviesa el pecho tanto como para volverlo inestable. Podría también ser un gran arrebol entrando por el reflejo de un vidrio en casa de mamá. La esencia del hombre que amo impregnada en mis manos y mis labios cuando le deseo. 
La insatisfacción constante se produce por el ser desentendido, los murmullos en los cafés y la desnudez en las calles. El alto ruido de lo disonante y la lluvia que cae en los zapatos nuevos.

El factor de la inevitabilidad

No puedo empezar diciendo un montón de  cosas minadas de engaño. Parece como si no hubiera nada para decir pero la verdad es que hay demasiado. Tanto como para tener que decírselo a la gente inadecuada, para darlo, botarlo, regalarlo, y amputarlo. Quemarlo todo para dejar que los restos de las cenizas invadan las paredes puramente blancas y se llenen de hollín hasta contaminar por completo el espacio.  Permitirle a seres ajenos que subestimen lo que desconocen y a ese objeto en juego otorgarle o mejor dejarle en un 0% de las expectativas puestas en 100, despreciarlo y quitarle su verdadero valor para luego hacerlo desaparecer.