Entradas

Pepino con chile y sal de mar

Imagen
Puede ser que este dolor me haga olvidar el punzón que siento en la boca del estómago y que no me ayude en lo absoluto a comprender nada de esto.  Procuro no exponerme a eventos desafortunados que impliquen ponerme más ansiosa de lo que ando pero estas horribles semanas han estado repletas de eso y ha sido poca la ayuda exterior. Juan llamó pero no le he contestado (todavía) creo que ya pasaron casi dos meses y la verdad todo es un vaivén constante. Hoy tomé varias decisiones (si es que sigue siendo diez de diciembre) si no, ya seguí tomando otras cuantas. Decisiones por mi bien, blindar el alma y rasgar el velo de la pasividad. No todo puede ser sobre mí, pero el exterior es algo que me afecta de sobremanera y ya por más que intente exigirme más las respuestas que recibo son realmente detestables y asquerosas. Vivir me produce insomnio y nauseas. Tengo gran deseo de ir a la playa. Y como un ritual (ellas me dan paz), en momentos como ahora que solo quiero desplomarme. 

Carry me Ohio

El umbral de lo predecible. Los ojos azules que alguna vez miré para perderme por un largo tiempo. La sonrisa con ortodoncia que me marcó los días, los meses y hasta los años llenos de furia y ansia por volver a querer. El cabello rizado que me quebró sin remedio. El azul que jamás he podido tocar ni palpar por miedo del porvenir. El blanco puro que me persigue, el que me acompaña todos lo días y el recorrido que he querido olvidar.

Nos faltó ser niños por más tiempo, haber comido más huevos cocidos junto a mi hermano. Debimos haber lavado los pocillos rojos de plástico muchas más veces hasta que se molieran. Nos faltó gritar mucho más fuerte el día que se fue la luz y hubo un estallido en la calle que nos hizo romper en llanto. Me faltó enfrentar la casa de los rombos. Tuve que haber usado muchas más veces el vestido de flores rosa de mi prima para sentirme así de espléndida más días. Me faltó sentir más para que ahora fuera distinto.

Música clásica

Tú has estado ahí, justo en el inicio, en medio del caos, a orillas de la demencia. Ahora eres una luz intermitente que ha venido desapareciendo. Y todo está tan bien por aquí, que solo puedo culparme. Me culpo por tener miedo, por no ser. Porque cualquiera podría pensar que tú estás siempre, y no es así. Tu evidente ausencia en mis constantes infortunios me hace aún más débil. Y yo solo ignoro todos los sucesos, me ahogo entre nicotina, me esfumo con el humo volátil y cierro los ojos para perderme en medio de la multitud que danza y canta unísona para olvidar. Quiero estar rodeada de cristal, cristal puro y luces constantes que consagren un lugar como el deseo permanente que retumba mis pensamientos. He tenido demasiado tiempo para compartir, y en esos lapsos me he tomado espacios para meditar y darme cuenta lo poco que le cuesta al cansancio volverse una bala de fuego para atacar. Cansancio de la gente, de la mediocridad, de lo absurdo, de lo grotesco, de lo necesitado, de lo ignorad…

Mes de 36 días.

Juan solo hace su trabajo y es deprimente ya van cuatro semanas y todo se fue al carajo. Por mi parte, trato de estar más aquí y menos en el ensueño. Pero me pierdo. Índigo Blue has born.  Espero que deje de irse la luz y yo pueda concentrarme aún más en lo que debo terminar. Siento muchas cosas. Aparecieron un montón de colores y elementos bien realizados. Él me mira los labios cuando hablo, me consiente cuando me siento miserable. No me gusta cuando juega con mi susceptibilidad, aunque él la desconoce.  La historia cambiada está inerte, me confunde y me hace sentir miserable. Pero él me pide permiso antes de besarme y se despide de beso en la boca en medio de la oscuridad.  La historia inerte me hace dudar, es como si quisiera persuadirme pero no termina siendo suficiente. Solo busca dañarme y yo, jamás sería capaz de dañarle aunque con mi perspicacia intentaría buscar arder.  No escribo para ser entendida escribo para ser, para marcar y soltar. 
Él tiene miedo, sabe que si se lanza a am…
Interacción  Soy una persona destructiva. La gente es una basura e intentar abrirme en verdad no funciona. El óxido de las paredes ajenas me ahogan y las drogas ya no son mis amigas. Hoy quería alterar mis sentidos y lo logré bajo ningún efecto. Probablemente la vida me lleva a sitios cálidos con aires espesos y odiosos. Корен имбиря me deja la mente en blanco. Y empieza la verdad, seriamente me escudo con mis ideas.

Mi primera vez

La humanidad es sensible, hace crecer piedras y peso en el pecho.  Arruina, hace que la vida pierda esencia y borre las ganas de vivir. El amor es un asesino de sueños, entretiene la mente pero daña el sentir.

En septiembre de 2017 empecé a experimentar crisis de ansiedad y en manera de culpa, es cruel darme cuenta que había un motivo evidente de cómo comenzó todo. Pero ahora veo que el daño que he permitido hacerme a mí misma me ha destruído lentamente. Llevo tres semanas sin ver a Juan, y tengo esperanza de que las cosas mejoren por sí solas pero en verdad han empeorado. Hago las cosas por inercia o simplemente por impulsos. Las decisiones buenas que me acompañaron hasta agosto se han diluido entre nicotina y alcohol, en una neblina espesa que me ataca en las noches y no me deja dormir. El cansancio es tan abrumador que me quema las pestañas y hace que el punzón del pecho me asfixie más y más. La soledad acompañada y la falsedad constante de actuar opuestamente a como me siento me est…

Treat your wom...

Episodio crítico por encarnación.  Todas las rimas deben ser continuas y coherentes. Ensoñación como ideación onírica de  placer y felicidad.(.___________\~~~~~~~~~~), ella era como yo, con su locura desenfrenada, con las lágrimas en los momentos inadecuados, con los acentos de joder que hacen al spleen irse de en medio del entorno. (//~~~~~~~). Nuevamente cansancio y sé que es el efecto colateral revirtiéndose. (///~~~~~~~)
Siento muchas cosas y tengo miedo. Ahora solo cansancio, duermo y todo vuelve a ser igual. Me escondo, grito por dentro. Me desnudo y me miro. Mi ángel de luz se ha ido, y su esplendor está en silencio. Hago una profunda revisión y veo que algo inerte ha estado olvidado pero no ha dejado de existir. Escucho a Soko y pienso que no debería hacerlo. Grito en silencio, tanto que mi voz natural se ve afectada.  Elimino de una buena vez todo lo que escribí pero lo creo profundamente de nuevo. Lo único que sé es que tengo poco tiempo antes de que todo termine en el suelo y…