Entradas

Era fotosíntesis, mi favorita

Acciones, movimientos, miradas, especies, seres, inquietudes, valores, conmociones.  Te mueven, te lanzan a la crudeza de lo real e irreal, lo pragmático, te envuelven. En definitiva es una lista inmensa de sensaciones, el momento decisivo es ese, cuando lo real es un pasar incambiable, inestable pero seguro. Él es eso en mis días, un reflejo de inevitabilidad que me persigue desde hace tres años, una lista interminable de decisiones y equivocaciones perfectas, que me hacen ser, que me dejan ser y que a veces me privan de hacerme.  Me reinvento, revitaliza todo lo que muere en mí y recrea mi instinto natural por un amor sin igual a la vida, a la razón. Sigue siendo un holograma, un pasante, un hecho incapaz, ridículo, fantástico pero capaz de transportarme. 
Ayer volví a verlo, me sorprendió su reacción inesperada, pero aún con todo no deja de ser el mismo actor que me convence y me paraliza. En ese estado, llego a pensar que me desconozco, pero me llego a conocer. Conozco más de ese ser q…

Sentimientos puros

Solo algunas veces te escudas con el odio, porque no sabes cómo reaccionar verdaderamente. Y la gente, el dolor, el sufrimiento, solo lo sabes escudar con malas palabras, malos actos, con rabia, desolación, ensimismamiento.  Veo y remito, parece que en cada parada pudiese detener el tiempo, pero no dura lo suficiente. Estaba mirando el cajón de los recuerdos, habían secuelas que odio y las boté a la basura, pero habían muchas otras que me sacaron una sonrisa, como famosa manilla verde. No recuerdo cuándo cayó allá, pero sí recuerdo que me acompañó en mi solitario viaje a Chicago. Como el 3 de agosto de 2015, cuando quería detener el tiempo, ese momento de felicidad infinita e irreemplazable que invadía todo lo que yo era.
Ahora estoy sentada, como antes, mirando mi nuevo alrededor, creo que me gusta, y creo que en cierto modo crecer no me ha ayudado, era otra chica, tenía otros sentimientos pero ahora son mas vivos.

PAZ.

Te pienso, mi abdomen se contrae, me estremezco. Tu voz, tus labios, esa mirada profunda y penetrante que me envicia. Te has metido en mis sueños, la parte dura del asunto, allí también me has tocado los sentidos, me remueves, me haces suspirar. Swept Away, a penas van tres meses, pero parece que podemos recrearnos y eso me da esperanza, por fin, después de tantos años me reencuentro, danzo en el tiempo, me desnudo y parece que tu piel y la mía hacen una combinación perfecta. Dios me da paz y me genera la tranquilidad que tanto llevaba buscando, me nutre, me sacia, me llena.
Todo está bien, por ahora.

Insooomnio

Verte me envuelve nuevamente
El tiempo se devuelve y la música se sintoniza conmigo y con tus amores baratos. Siento ansiedad en el pecho pero no le doy cabida, ahora suena Starligh de Muse y parece que todo se exprime y se vuelve a ubicar. Solo una vez más, replico. Y me devuelvo a mi pasado, voy por la carretera, buscando, buscándote. ¿en qué momento nos desvanecimos por estas calles en la noche? ¿Cuándo pasó? ¿Por qué te dejé ir sin más? Hasta cuándo dejará de dolerme todo lo que dejaste en cicatrices. Te llevo conmigo, eso podría justificarlo todo. Mi ser de luz, mi todo y mi nada.

Rat

Cielo estrellado Su cuello suave y frágil, su piel rozando la mía. Su mirada fija y penetrante que yo comenzaba a sentir desde mi pecho y se deslizaba hasta mi ombligo. Sus manos presurosas y sus labios dominantes.  Mi corazón comienza a latir fuertemente y mis manos empiezan a temblar. Yo suspiro y siento que mi pecho comienza a fatigarse, el placer me invade, la ansiedad de tocar y sentir su piel contrayéndose hacía la mía. Y me besa, con esa necesidad imperiosa y comienza a tocarme. Enamorarse, arsénico, nicotina, tina, muerte.  Tan cruel como los silencios de los que callan y otorgan, tan literal como las palabras adheridas a papeles baratos que traspasan la siguiente hoja y llenan las misceláneas de tierra. Ese era él, sirviendo a muchos, perdiendo su tiempo, despilfarrando su juventud. Enamorándose de un sinfín de especímenes baratos y pueblerinos falsos que lo llevaron a la muerte súbita.
Él es esa línea de expresión que se hace a un lado de mi boca cuando sonrío, es la tentación má…

Llaveros

No podría explicarlo, él estaba ahí sentado, mirándome como nunca lo había hecho, yo estaba en silencio, sobre la cama, desnuda. Había llorado toda la noche y mis labios estaban resecos, mis mejillas escarapeladas y mis ojos rojos, no sabía si era un holograma o en realidad era él. Él también estaba desnudo, tenía su barba más larga de lo habitual me miraba con esa mirada penetrante de siempre que me provocaba nuevas sensaciones pero estábamos a un metro de distancia. Opté por acostarme boca arriba y cerré los ojos. Él a su vez comenzó a tararear After Life  de Arcade Fire, yo sonreía… estaba tan cansada que me quedé dormida y cuando desperté el estaba a mi lado, había comprado algunas rosas rojas y las había puesto al lado de nuestras plantitas ornamentales, se había puesto la camisa azul que tanto me gustaba y su aroma era de un perfume nuevo. Había un vestido de gala color negro colgado en la puerta de la habitación, me preguntó que si me gustaba y luego me dijo que me lo probara y …

Día feliz / Feliz día

Parece que hay momentos donde la serenidad tiene su espacio y es confortable, cómoda y hasta se siente bien. 
    Nuestro primer encuentro¿Cómo olvidarlo? Temblorosa pero con la seguridad de una chica que pasó de fatal a heroína.  La charla de conocernos y el conjunto con cafés que nada puede reemplazar. Es el amor que más se ha acercado a lo que busco. Cafés, charlas y mucho amor. Anoche estuve en su casa, me dio los besos que tanto me debía, besarlo me recuerda al nirvana. Esa poesía entre lo inevitable y lo que más me gusta. 
Me siento feliz porque al fin la lista de deseos comienza a tener sus citas cumplidas, el proceso inició ahora solo resta esperar y dedicarme aún más a todo aquello que merece mi atención. 
    No puedo evitarlo, sus labios y la forma en que me mira me hacen darme cuenta que lo indescriptible es magnífico y que su medida es tan extensa como el mar y su profundidad. Hallo tan precisa su aparición en mi vida como aquella vela de cera encendida que nunca se terminó …