Entradas

Cacho a cacho

El silencio me tiene agotada. La repetitiva situación de todos los días, el dolor de los ojos, la angustia que me invade de nuevo. El aliento me falta, ya no tengo perlas en mi almohada que me impulsen a ver el sol por la ventana. Extraño los colores rojos y los arcoíris que me acompañaban en las noches cuando me sentía sola pero las compañías eran amenas. Ya no tengo ánimos ni ganas de conocer a nadie, estoy cansada, cansada de obligarme a existir, a buscar las ganas de todo esto. Estoy exhausta, y quiero sentir amor otra vez, no del fugaz, sino del que te levanta del suelo y te inspira. De ese que me hace sonreír como el de mañana, que parece que ningún mal existe. Amor por lo propio amor, por lo singular. Quisiera encontrar una cura para este cansancio que día a día me está matando la vida y las ganas de existir. Lo tengo todo, materialmente, a mi alrededor, mi gata, familia. Pero por dentro estoy hecha una hoguera, y mis sueños me persiguen, me acaban. No lo entiendo.

Cielo

Tengo tiempo para pensar en ti, como idea, como concepto.  Pero eres más que eso para mí, con tus dualidades, tu forma de comunicarte, observar e indagar. Eres un ser excéntrico, tal vez llegamos a ser tan iguales que nos podemos romper de la forma más cruel y detestable. Cada uno sigue con su vida pero con el dolor del otro, quien permanece ausente. Me gusta escribir sobre como me siento. Porque de ninguna otra manera sería capaz de liberarme. En mayo del 2018 te quería tener cerca. Porque me mataba la angustia de una vida donde tú no existieras. Significas más para mí de lo que yo pudiese narrar. Te seguiría a cualquier lugar, porque nunca me aburriría contigo. Soy solo un mal intérprete de nuestros encuentros. En otros tiempos eras un vaivén para mí, imposible, intransigente, incapaz, volátil y eras la idea más absurda que se cruzaba por mi cabeza, tanto así que prefería evitarla. 
Ahora bien, hace unos dos meses le hice la proposición más clara y perceptible que jamás había hecho a …

A new day 12:00

Tengo razones, para sentirme como ahora lo estoy. Nada es premeditado y yo solo dejo que mis sueños me lleven a donde debo estar. Veo tanto engaño en sus ojos que me duele la fe que le tengo a los mismos. Miento, para no ahogarme en silencio. Río, por cortesía sin embargo por dentro estoy ardiendo en fuego del que trae conmoción y tristeza. Ser un libro abierto nunca ha sido problema para alguien que se preocupa por vivir su vida al máximo, que tiene ansiedad por conocerlo todo.  ¿A dónde más iré lejos de todo lo que me agobia y me acecha? Algo debe estar pasando para que toda esta inoportunidad se dé con tanta fluidez, mientras tanto hoy pongo mi película favorita y la veo en silencio, sin distracciones, con dolor, con cobardía. Dándome cuenta que al fin sé quién he llegado a ser y cómo ha afectado eso a todos mis intentos por ir más lejos y no lograrlo. Cerrare mi boca y mi lucidez esta vez, ya no soporto un día mas así. Me iré, me iré sin quedarme, como quien se va.

Romamor

Evado mis pensamientos para no habitar entre la tristeza. Todo este tiempo me ha hecho ser más fuerte no solo emocionalmente sino también en mi carácter. Salir cada día es un reto. El miedo es grande y trata de acobardarme constantemente, la desolación es profunda y la siento en una parte intocable de mi ser y de mi cuerpo, pero sigue ahí, inquieta y silenciosa. La desesperación es real, es un recordatorio constante de que la vida es una lucha interminable, con el destino, con la furia, con el infortunio y con nuestro peor enemigo, nosotros mismos. Mi ánimo no es tan lúcido por estos días, estoy más dispersa de lo normal y me cuesta enfocarme en las cosas que deberían ser de suma importancia. Tengo miedo, miedo del que acobarda. Pero por ahora esperaré, dejaré que esta ola de angustia, desfallecimiento y deseo latente de no seguir, se vaya. Solo y por su cuenta.

Maldiciente

Hoy te volví a ver después de muchos meses y es inevitable no ponerme de esta manera. Cariño, han pasado tantos años y aún sigues metiéndote en mi ser de la misma forma cruel, dolorosa, fascinante y enloquecedora. Mira cómo mi corazón y mis sentidos se alteran cuando te tengo cerca. Suspiro de amor y a la vez de confusión. Tengo la canción inolvidable en mi cabeza dando vueltas y en mi mente un flashback de tu rostro mientras yo me metía en ese auto ¡“jueputa”!: Me pones mal, eso iría en mi línea completando la  frase que tus labios pronunciaron.  Parece que todas mis pesadillas y mis sueños se hicieran realidad contigo nuevamente.

Sueño matutino

Hoy podría bien hacer una cuenta de tres días, en los que el drama y la angustia se han metido de manera inoportuna en mi vida. Es casi como estar ahogándome y no poder mover la cabeza ni siquiera dentro del agua. Me duele el pecho de aguantar el llanto y ahora que estoy sola por fin puedo desnudar mi alma y darme cuenta de que toda la ilusión de estar bien se escapa cada vez más de mí y cuando creo conseguir algo viene algo mucho más poderoso y me lo arrebata. Y el constante bucle que he hecho de mi vida desde el 2012 es imparable. No le tengo muchas ganas a la vida cuando pienso en todo lo que hago y el sentido de todo lo que me rodea me pesa demasiado. En gran manera creo que no merezco nada de lo que tengo, pero aún así la fortuna de contar con todo lo que anhelé alguna vez no me abandona. Hoy al despertar me llenó un ansía de muerte inigualable. Y lo lamento tanto, porque hace bastante tiempo que no lo sentía, eso contando unos dos años al menos. Cuando pensamientos negativos como…

Catarsis

Imagen
Quiero que sepas que han habido días donde las botas se me llenan de agua cuando paso por los charcos de la casa donde vivía, que ya dejé de permitirle a todo esto que me rasguñe y me quiebre de la forma en que lo hacía cuando te ibas y regresabas a amarme. Que te recuerdo con respeto y admiración, que aunque pase el tiempo siempre habrá un querer que me hace recordarte de una forma bonita. Que entre cuatro semejanzas cada historia me llena de fuerza y he logrado encontrar una catarsis que me ha hecho posible volver a empezar. Me hago daño contigo, pero te quiero de lejos, amor perspicaz, amor perfecto, amor fugaz, amor prohibido y amor real. El último lo encuentro solo en mí, en esto que me ha convertido en una mujer tan capaz y tan amante de sí misma que con la fuerza que ha encontrado en todo lo que hace es real.