Where is my mind

Empieza con una punzada fuerte en el pecho, seguida de un suspiro prolongado y malos pensamientos. Otro día comienza diferente y el corazón termina latiendo más rápido de lo normal y con un nerviosismo que exige comerse las uñas, aparece un sentimiento de disgusto que hace fruncir el ceño y agudiza el dolor de pecho inicial. Después surge el llanto, el silencio, el ensimismamiento y la planeación. Allí hay sollozos nocturnos y lamentos que otros escuchan, caminantes oyen murmullos y cercanos intentan curar. En ese mismo lugar donde punza el pecho trata de germinar una flor, pero muere al día siguiente. 
Un día deja de respirar, y levita, se detiene en el tiempo y brota sangre de sí. Es una ruptura de lo real y lo visible. Hay caos. 

Cuando despierta está desnuda, en el suelo, pero con una secuela negra y un traje de velorio, había sacado el odio y había matado a su causante.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pegatina

Visitante

Logros y silencio comprimido