Sana mi alma y restaura mi corazón.

Tengo una nueva lista de reproducción; alguien me la obsequió. Tomaré una y cada palabra para atesorarla, en mi vida, corazón y mente. Tomaré algunas páginas rayadas y reharé aquellos bocetos que están sin terminar. Me propondré a eliminar las listas de reproducción vacías y todas las que quedaron marcadas en mi piel y sentidos. Lucharé por los sueños que me han halado hasta lo recóndito de las calles de Bogotá, y aquellos que a pesar de los años y lo mucho que he caído, jamás han muerto. 
Viajaré por la senda antigua, me estableceré allí. Segaré donde puse La primera semilla que nunca germinó y esperaré el tiempo de la cosecha. 
Sigo temblando y los dedos pulgares se deslizan mientras escribo con un respiro sostenido y la mente divagando entre pensamientos incomprensibles. 
Tengo fe, tengo esperanza y el amor no se ha ido. Creo fielmente en un Dios que me ha mostrado que todo lo puede, y ahora entiendo que sus planes son perfectos.

La desviación destruye y los suspiros acongojan pero el que hace la voluntad de Él, permanece para siempre. Una vez más refugiaré mis ansias en su amor... la impaciencia en su perdón, el dolor lo convertiré en canción, las manos temblorosas en los quehaceres que he dejado en el olvido, mi fe, la moveré de estancia. Cuidaré de mi amado y cumpliré la fiel promesa de verdad que hasta hoy me ha sostenido. No refutaré, ni las miles de pruebas, ni el dolor, ni el mismo amor, no pelearé, no esta vez. Ni las maldiciones, ni el cabello, ni esa vez que arrojaron fuego que se convirtió en ceniza sobre mi piel, ya no importarán, ni el día en el estacionamiento solitario de Aurora, ni las noches silenciosas donde solo habían lápices quebrados... ya no importarán. A JShapedBox lo guardaré en el rincón de siempre, ese de las dos fotografías que quedaron. A él, lo dejaré volar, sin rastros, sin dolor, sin culpa... sin pretensión alguna, solo se irá, se irán uno a uno los recuerdos, empezando por el día donde esa mujer y ese hombre nos apartaron hasta el día que me abandonó en medio de la calle y me dejó sola con el cielo grisáceo y gotas de lluvia cayendo sobre mis inseguridades. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pegatina

Mujeres y Crisis Psíquicas

Visitante