Por los alrededores

... y te quedas rota, con el alma en pedazos y recuerdos de los cuales no sabes por cuál empezar a deshacer uno a uno. Ni siquiera encuentras el modo de hacerlo. Porque el ceño fruncido genera una tensión que se forma después de mantenerlo así por un buen rato, luego de estar acompañado de lagrimas y aliento trancado,  produce ese llamado "nudo en la garganta" que te ahoga, que te mata lentamente, en silencio, en una alcoba donde habitan la desesperación, el ansia, la intimidad y los pensamientos que no puedes comprender. Los pies fríos, nuevamente... sin animo de levantarse a forjar una tela sobre ellos porque es tan inútil como tratar de calentarlos con alguien que detesta sentirlos con esa temperatura. No importa nada, sólo importa el ahora, la soledad, el dolor forjado y el ensimismamiento que hace "que la vida valga la pena vivirla". 
Tomar la vida por sus alrededores, como ir a un parque en búsqueda de descanso y quedarse mirando los carritos de manzanas, la gente corriendo, el señor que vende algodones rosas y azules, los niños en los columpios, ignorar el amor de otros, cerrar los ojos, fastidiarse y llevarse la carga ajena junto con el cansancio inicial. 
Es como ir por la calle caminando tranquilo, e ignorar al vendedor de dulces, a las mujeres que entregan el periódico en las esquinas, la gente que va apresurada a su trabajo, las miradas con desdén por parte de los caminantes hacia uno mismo, caminar y tropezarse con una piedra y hacer como que no pasó nada. 
Como usar una chaqueta de invierno en un día soleado, y mientras el sol traspasa el vidrio del autobús, por la tela y éste cálido abrazo entra por la piel, sumado a eso el miedo de no tener nada más debajo de aquella chaqueta y decidir evadirlo. 
Los alrededores duelen, como el asfalto y las alcantarillas por donde solo entra la basura y las ratas, esos sitios que todos ignoramos, lugares y hasta emociones mismas, que son reales, pero que objetamos ignorar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pegatina

Visitante

Logros y silencio comprimido