Destitución

Me hace daño verte, aunque ya han pasado días y hasta meses desde esa última vez, sigues haciendo eso. Trayendo a mi memoria ese momento donde supe que alguna vez correspondí, que solo una vez logré tenerlo todo y a la vez nada. Y escucho nuestra canción al compás de el recuento que narra el suceso de hoy. Ya no luces como ese quien que me cautivó, ahora eres un don nadie, pero que no pasa desapercibido. Mi última historia es de hace un mes, una vez vi que huiste de forma definitiva, yo lo hice otra vez. En mi soledad acompañada de esa voz multicolor, nos recordé, supe que era él quien siempre me había acompañado. En esa soledad donde solo habías pertenecido tu, pero que había sido notoriamente marcada por el compás de sus versos y su música lo decidí. Me era necesario, ya te llevo a ti como mi acto piloto, y todo dejo de tener sentido desde que te fuiste y ahora solo estoy retornando, por eso decidí ponerlo en mí, marcar su nombre en la corteza de mi ser, porque nos permitió ser. Si alguna vez leyeras esto... si alguna vez llegaras a sentir un poco de eso que te di, que te sigo dando. Si solo alguna vez te encontraras entre tantas letras y llanto. Un mes más y vuelvo a escribir de ti. Ya ni siquiera nos echo de menos. Solo extraño verte, Aunque sea de lejos. No quiero olvidarte, aunque tú ya lo hayas hecho. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pegatina

Visitante

Curar enfermedades con remedios inservibles.