Entradas

Mostrando entradas de 2017

La burla

Esto no es normal  Y no puedo decir nada, por miedo o por que me duelen las costillas. 
Metí la pata otra vez y me arrepiento, pero esto no tiene cura, no esta vez. Me equivoqué, tal vez no debí intentarlo, tengo morados en las piernas y una angustia desesperante que se me sube por las rodillas hasta la columna. En realidad ninguno de ellos ha estado, pero esas ausencias son las que han llenado todos estos textos. Un demente, CP, souvenir, tenipatín, etc. tengo escalofríos, y siempre que pongo esa rola me quedo en el mismo punto. Me tira, y me convence de todo lo que ya sé. Quiero alcanzarlo, quiero y anhelo con mi vida llegar a él. Tengo los pies fríos, y me lleva doliendo la cabeza unos buenos dos o tres días seguidos. Ya no sé si esto es real o son visiones nocturnas. Respiro y suspiro, me fumo un cigarro y pongo No voy a sonreír de Tumbas. Me acelero y trabajo, me detengo y paro.

Enseñanza

Perdida entre ensueños y convicciones. Negada absoluta y definitivamente a darle vuelta al asunto que me remueve las entrañas. The xx - Say Something Loving de fondo y las manos calientes. Los últimos días no he tenido problemas con tener los pies helados pero sí los he tenido con no poder conciliar el sueño. Me desvanezco y las probabilidades dentro de mi cabeza funcionan, ojalá que lo hicieran en las de otros. Busco desesperadamente llegar a ese espacio de claridad donde todo lo que pienso, siento, digo y hago se conecten. El señor Jacob se fue a Inglaterra y con sus mil y un motivos para no despedirse, desapareció. Es casi un holograma, pero de difícil acceso, y eso es tétrico. Lamento que no tenga a quien compartirle esta hermosa dicha de un logro incierto que tanto me inquietaba, pero este monólogo decidí tragármelo sola. He estado conectada con la naturaleza, los arreboles, los helechos, los platanillos, las plantas ornamentales los yarumos plateados y otras bellezas exóticas y …

Cuentacuentos

Todos en cierto modo podemos llegar a sentirnos medio vivos o medio muertos.

Empiezo pensando en posibilidades, casi como siempre. Me desvío y salgo a caminar, en el camino me topo con que he vuelto a fumar, la nicotina vuelve a entra a mi cuerpo y la desesperación me asedia. Me pregunto si este señor en corbata con un cigarrillo en su mano izquierda y una maleta pesada en la otra será feliz. Sigo caminando y dos mujeres van detrás de mi. Me siento observada pero no puedo evitar dejar de mirar el arrebol que cae a las 5:50 pm en la tarde de llegar 11 de septiembre en la ciudad de Bogotá, el señor del cigarrillo se detiene en una calle solitaria, busca desesperado algo y al parecer no lo encuentra, me mira y yo agacho la mirada, cruzo la calle y hay cuatro jóvenes riendo, no los escucho, solo fijo la vista en la señora que vende tintos con su traje blanco a otros dos señores. Viene un joven en bicicleta y yo camino despacio, cruzo la calle y viene otra pasante. Me detengo a mirar el cie…

Descanso

Mira cómo se desvanece el tiempo.  Aquí no hay colores, hay deseo y esperanza. Mi piel se eriza y tus labios rozan mi mejilla con sagacidad. Paso saliva y me poso en tus ojos, tu nariz y tu pelo. 
Estoy desnuda, parece que la gravedad del asunto me relaja y te siento tan cerca que comienzo a respirar a una velocidad más rápida. Suspiro y mis caderas se contraen. Cierro los ojos mientras palpo tus labios y el sonido de tu voz me da calma. Te siento. Comienzas a deslizarte sobre mi piel y me erizo. Siento tus manos, la textura y los pliegues de tu piel y me besas. Nos acurrucamos....

Sinestesia

Quisiera pensar que todo esto es un proceso al azar del que sólo soy una víctima. Me despierto y son las 3:30 am, comienzo con mi rutina y recuerdo que a penas me acababa de acostar, medito entre despierta y mareada y trato de conciliar el sueño nuevamente. Ya no me gusta mirarme al espejo, ¿para qué? No le veo sentido a estos obeliscos ni a los 20.000 textos que he leído.  Me duelen las rodillas, me quejo. Estoy sola y la decadencia me rodea. Todo es inercia y repulsión, no quiero ver a nadie, me engaño. Hace dos días iba de salida y llegó alguien a mi casa, me sorprendí pero no podía negarme, estaba encarcelada. Ni siquiera sé qué estoy escribiendo. Ya no tengo que preocuparme tampoco si he comido o si simplemente traigo un café a las 5:00 pm. Los cigarrillos y los rollos son solo un detestable recordatorio que debo cuidarme. 
Sinestesia, quisiera tener su inmunda cara en frente mío para vomitarla. Tengo náuseas y todavía el día no termina. Me siento realmente cansada.

Vigilia

Y me muerdo los labios.  Se entumecen mis mejillas y sé que sonrío pero con ese sigilo de un pensamiento que se mete por los rincones que nadie ve. 
Vuelve a amanecer y pienso en cuánto daría por volver a sentir las emociones de ese primer y único amor. Con Shangai de fondo. Recuerdo el día que entre titubeo y miradas la canté, esa fue la tarde más hermosa. 03082015 ¿por qué no vamos a Shangai? 
Me das temor en cierto modo, porque te acercas tanto al hombre que quiero que termino desconociéndolo, todo eso es raro en conjunto, las miradas, las insinuaciones, las charlas... pero lo haré. No sabes cuántas ganas tengo de verte también. 
Sedantes, me recuerdan esa tarde abrumadora en la ciudad de Nueva York, allí no me acompañaste, yo ya estaba sola, te llevaba conmigo pero no era un sentir tan fuerte como lo era esa primer vez. Siempre que recuerdo que te llevo conmigo una parte de mí se siente satisfecha y la otra asustada en un nivel incalculable. 
Reacciono, me doy cuenta que estoy en ese l…

Logros y silencio comprimido

Ojalá estuvieras aquí. Han sido un infierno los días sin ti, a veces no sé si hago las cosas porque quiero o porque se reactivó una inercia total en mí. Parece que todos los días y toda la gente son pasantes en medio de flashbacks y reproducción automática. Hay demasiada gente y ninguna es lo suficientemente inteligente ni precisa para llenar el vacío que me dejaste. Puede que en cierto modo hayan días y momentos donde sólo sepa extrañarte y otros tantos donde diseñar, leer, escuchar música o simplemente dormir llenan ese sitio de desahogo que por obvias razones no tengo tiempo de ocupar. Han sido días tediosos, ya sabes cómo soy. Pero la chica fatal ha desaparecido, ni ánimos le quedan de regresar, ahora solo hay pasantes. Mi casa ahora es un sitio de paso y ya nadie se queda, por aquí no han florecido los amores solo conservo al mismo de siempre y te echo de menos. Joder! Cuánto quisiera verte una vez más. Tu muerte arrebató mi ánimo propio que yo desconocía.  Tengo espacios donde recue…

Neurona

Me duele la mandíbula, estoy cansada. Tengo ojeras y no tengo ganas. Soy rebelde y corro en las noches para buscar algo entre tejas ajenas y hallo días llenos de risas pícaras.  Corro en círculos, grito y exclamo de placer... mis vecinos solo escuchan. Te veo y parece que me enamoro nuevamente. Finjo y sigo parloteando. Lloro pero porque la inevitabilidad se arrebató mis únicos motivos para seguir viva. Me irrito y te volteo a mirar. Sigo mis reflejos y un ataque de nervios me invade. No hay preguntas, tengo cansancio. Me duelen los ojos y ahora solo quiero dormir.  No quiero verlo, ni en pintura, ni en especie, ni en fotos, solo quiero arrancarlo, así como él quiere hacer conmigo. 
En cuanto a vos, te seguiré contando los días, las letras, las veces que usas esa maldita camisa gris y los días en que pasas desapercibido por voluntad propia. Te contaré las noches, una a una de las que sueño con esos encuentros entre los dos.

Last kiss - Pearl Jam

No hay fondo. El vapor ha cubierto todos los espejos y los vidrios del lugar. Él se ha ido, me dejó con una mano llena de incertidumbres y la otra llena de dolor. No sé dónde encontrarlo, tengo miedo como cuando no sabía que había pasado con ese juguete de plástico que él escondía mientras jugaba conmigo... yo sé que cuando gritaba desconsoladamente en esa bañera el me escuchaba y rogaba por mí. Sé que cuando me tiré en el suelo a llorar el me estaba consolando. Pero ahora no lo siento, me siento más sola que nunca y no sé cómo vaya a salir de esto. ¿Todo esto ha sido real? Dime que he estado soñando como aquella noche cuando alguien estaba matándome por dentro, cuando me curaste, cuando estabas narrando esa muerte súbita y esperada. Sigue contándome lo que pasaba. Por qué me dejaste, me estoy desangrando. ¿Por qué otra vez? No me abandones, no corras de mí. Sé que todo esto es mi culpa pero dime por qué me sigo arrastrando aún cuando mi alma quiere seguir tu rastro. ¿Por qué ahora? ¿…

Cerca

No necesitamos razones, algunas veces el impulso es mucho más fuerte. Las ganas de estrellarse y de querer salir a tocar estrellas que nadie nunca ha tocado.  Es más fuerte, la intención de querer ver fuego y sangre que el desear pacifismo y paredes lisas. 
Romper vidrios y herir pieles, hacer sangrar corazones y reír hasta que lo demás se desintegre. Impulsos, de ellos he construido un estandarte que pesa más de lo que hubiese podido construir en toda mi vida. Tú fuiste el pionero, y tienes la bandera. Yo no tengo nada, te tengo a vos. La fuerza es solo una idea pero está consumiendo la luz. Y si no tengo luz y fuerza simultánea no podré continuar. Quiero sedantes, todo este tiempo ha sido en vano, porque las ideas han carcomido las razones, la obviedad ha hecho esfumar los motivos y yo, he querido seguir sin letras.

Where is my mind

Empieza con una punzada fuerte en el pecho, seguida de un suspiro prolongado y malos pensamientos. Otro día comienza diferente y el corazón termina latiendo más rápido de lo normal y con un nerviosismo que exige comerse las uñas, aparece un sentimiento de disgusto que hace fruncir el ceño y agudiza el dolor de pecho inicial. Después surge el llanto, el silencio, el ensimismamiento y la planeación. Allí hay sollozos nocturnos y lamentos que otros escuchan, caminantes oyen murmullos y cercanos intentan curar. En ese mismo lugar donde punza el pecho trata de germinar una flor, pero muere al día siguiente.  Un día deja de respirar, y levita, se detiene en el tiempo y brota sangre de sí. Es una ruptura de lo real y lo visible. Hay caos. 
Cuando despierta está desnuda, en el suelo, pero con una secuela negra y un traje de velorio, había sacado el odio y había matado a su causante.

Opacidad

Quizás en uno de esos encuentros insospechados podría pasar. Habían rodajas de pepino por todo el suelo y mis pies estaban realmente cansados. Pensaba en el canto matutino y me enfocaba en las simplicidades, todos se habían ido y ahora la esperanza de vida era eterna.  No encontraba motivos perfectos pero habían cafés, algunos sin azúcar pero acompañados de música lo suficientemente larga para no darse cuenta de lo cargados que estaban los expresos y lo oscuros que habían quedado los machiattos. Volvía la esperanza y el ansia de alcanzar, escapar, recapacitar y huir para regresar. Era un constante ajetreo entre la realidad y lo inconsolable. El viento había soplado ceniza y el silicio estaba regado por toda la habitación. En el Espacio, todos habían derramado perlas y la música era tan insoportable que había desvanecido el tiempo. Yo seguía parada donde siempre, y los veía caminar... los pasantes me generaban mareo pero los textos valían la pena, eran discursos tan increíbles que jamás…

Alergia y retroceso

A penas van cuatro días y siento que me voy yendo. No quiero esto, no quiero esta lucha de sentimientos donde por un lado está el deseo y por el otro la desesperación. Esta intranquilidad me está matando. No puedo estar aquí sentada otra vez. ¿Qué fue lo que hice mal? Maldita sea. No otra vez, no. 
(Quisiera que pudieras sentir mis latidos, esas pulsaciones. Hoy tuve que detenerme con eso que estaba haciendo para solo darme cuenta de que estaba bien, y sonrío.)Maldita sea. Esto no puede estar sucediéndome otra vez. ¿Qué fue esta vez? ¿Acaso la música estaba muy fuerte? ¿Tuve que haberle puesto más volumen a la playlist llamada "385" el 3 de agosto del 2015? ¿qué mierda se supone que debo hacer? No lo puedo creer. En realidad no. (Ojalá pudieras sentir lo que yo siento cuando te veo, me sigues cambiando). Yo pensaba que era un simple SPM pero ahora estoy muy confundida. ¿A quién carajo le miento? Es mi puta culpa, todo por querer deshacerme de ese maldito souvenir. Lo amo y na…

Empty space

Siempre que empiezo a hablar de ti la respiración se me hace imposible. Me paralizo, eres esa parte que evito, pero que llevo. ¿Tan poderosos son los intentos? ¿Qué si nos hubiésemos atrevido más? Mi escape favorito, tú eres mi nirvana en todos los sentidos habidos y por haber. Creo que hay algo innegable y es que ese 1 de noviembre no terminó todo.  En realidad solo estaba tratando de evadir la conversación de las ilustraciones. El poder asombroso de nuestros encuentros me encarceló para siempre. Toda esta depresión es suma de ti y resta de nosotros. Me recreo siempre gracias a ti, y verte aunque sea de lejos me hace recordar que tu sonrisa sigue siendo una razón para existir, quiero volver a decirte te odio en tu cara, porque amaba cuando me decías que no te odiara. Y es que sin más motivos me dejaste una lista de reproducción interminable. 
Hace varios meses que no venías a visitarme, y creo que todo reapareció con ese pequeño deseo de la tarde del día qué pasó. Solo quisiera una razó…

Aprender algo

A este punto ya creo que todo se fue al suelo y los intentos por hacer algo diferente han dejado de tener sentido. Es como que siempre trato de elegir lo mismo después de que vuelvo al mismo punto, escucho nuestra canción y ahora solo es un recuerdo bonito e invisible. Tal como un flashback que nos hizo inmortales. Mi espalda y mi pie llevan lo imborrable, y tú te quedaste con las golosinas.  Me vivo preguntado cómo hubiese sido todo si yo no lo hubiera echado a perder. En este punto de mi vida y al ver cómo ha avanzado la noche no hallo mejor culpable que a mí misma. Pero ya no me importa. Por otro lado han sido los días más crueles y tristes de todos, en realidad el silencio habla más a veces que lo que escribo... y es que ahora solo me estoy tratando de concentrar en medio de gritos, ruido, ira convertida en cosas rotas y llanto fingido. Eso es cruel. Nuestro amor siempre será cruel, la desolación y el llanto real, los gritos, la madrugada oscura y su ausencia han dejado mi ansia ro…

Aislar

Las nauseas reaparecen como la consecución del abandono. La armonía se esparció por los rincones de mi cuarto. Hay muchas pinturas pero la creación se esfumó. El dolor de cabeza se ha vuelto más recurrente y es el dolor el único escape para saber que aún estoy viva. He reorganizado las letras, los papeles y los libros están en orden, quisiera seguir escribiendo bajo el mismo modo de ideas que suelen escaparse entre líneas cuando lo hago pero ahora no hay nada que tenga más sentido que esto. Hay unos cuantos motivos pero todos se dispersan, quisiera tildar esto como una situación crítica y entender el desasosiego solo como un momento en mi vida. He llenado bastantes espacios con palabras y he divagado por pensamientos para evadir todo lo que está pasando. Pero la separación es real, el desamor, esa crueldad incambiable que me ha traído hasta donde estoy es algo que cualquier ciego podría ver. "Dancing on my own - Kings Of Leon"  Y esta canción de fondo me lleva al ser de luz, y…

Pegatina

Pegajosidad.  Cada día aparece algo nuevo y parece que cada uno está mirando sus ramas y sus raíces e Ignora por completo a los demás. El dolor de cabeza se ha vuelto constante, y el dolor de ojos también. Esta vez es mi culpa y lo reconozco con una mirada perspicaz y silenciosa. Esto es lo más aburrido que puedo escribir y es que por aquí no puedo hacer memoria de lo importante.  Mudanzas; todo está en caos pero aún conservamos cajas y lamentos ajenos para comprar muebles nuevos. Supongo que mañana ya no estaré pegada en ninguna de las redes que atrapan como pez. Pero sí estaré conectada con los mil y un motivos para seguir.
Me estoy quedando dormida, y parece que en mis sueños solo apareces como una pesadilla. Miento, pero me aburre de sobremanera escribir con la desgana inmutable que dejó nuestro amor.

Entendiendo a Charles Baudelaire

Texto: Steffany Calderón Reina

     “Las flores del mal”, al ser la reunión de la mayor parte de la obra poética de Baudelaire, permite conocer un nuevo mundo. Además se ha visto involucrada dentro del romanticismo haciendo de éste  una muestra por parte de la literatura francesa, puesto que su importante producción ha dado lugar al nacimiento de nuevos movimientos literarios y artísticos. Por otro lado, esta obra cuenta de manera amplia los hechos significativos durante la vida del  autor que le permitieron realizar sus escritos.
     Esta obra le da al lector información completa, no solamente de la biografía de Baudelaire sino también hace alusión a otros poetas franceses reconocidos como “Los poetas malditos”, tales como: Franςois Villon, Gérard de Nerval, Paul Verlaine, Tristán Cobière, Jules Laforgue, Arthur Rimbaud y otros, a quienes el tedio y la desventura los agrupa en un conjunto de seres con vidas similares en donde la tristeza y el destrozo se apodera de sus obras.      Los …

Mujeres y Crisis Psíquicas

Imagen
Crisis psíquicas de Van Gogh
Texto: Steffany Calderón Reina

Lo que el mundo llama genio es el estado de enfermedad mental que nace del predominio indebido de algunas de las facultades. Las obras de tales genios no son sanas en sí mismas, y reflejan siempre la demencia mental general.
(Poe, 1845)

A través de Vincent Van Gogh y el poderío que se le otorgó a su obra pictórica de manera póstuma, una de las corrientes que quedaron marcadas fue el postimpresionismo, sin embargo, detrás de su gran obra existió también un trasfondo que se vería enmarcado dentro de la obra a lo largo de su vida. Esto fueron sus crisis psíquicas, su locura y sus decepciones amorosas. Es importante resaltar que este genio del arte dejó un gran legado con más de novescientas obras y relatos de su vida por medio de las cartas que enviaba a su hermano Théo, las cuales servirían para comprender y contextualizar la vida de un artista que se vio atormentada por el desasosiego y a quien el destino le deparó un inesperado …