Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2016

Los santos que se van.

Un alma pura y noble disfrazada de engaño y dolor. Suplantado fue su árbol de dulzura por amargura, y esa ciudad pobre y desolada que la vio crecer nunca volvió a verla otra vez. Sus guías y estandartes ya se habían ido para cuando ella quería retornar.
El camino oscuro e imborrable de una mente por el pasar de los años, trajinada de vivencias que otros nunca escucharon, las manos encogidas y los dedos torcidos como el símbolo de penuria que la acompañaron, su rostro embravecido y las líneas de expresión que mostraba, era solo ese el relato que no se oía por otros lugares. La voz temblorosa y las oraciones entre susurros, sus trajes grises y esa voz melodiosa que algunos conservaron.
El destino no conocido, todo entre líneas, cuadros, cilantro en botellas plásticas llenas de agua, unas paredes construidas por tejas, catres y ese olor hogareño y helado del sur de Bogotá un día de septiembre del año 2001, todo olvidado por la ciudad reconstruida y esa alma olvidada. Descanse en Paz S.L.

Deshilando

Supongo que ha pasado más de un año desde que no sentía que mi corazón se debilitara a causa de un quien. Tengo sentimientos encontrados. Furia, porque todo se nubló. He terminado en una estación desconocida y no encuentro el hilo por donde comencé a tejer...
Murió todo eso por lo que creía que estaba dispuesta a luchar, creció un dolor inigualable y todo dejó de importar.
Me sorprende lo mucho que he atravesado este año y el hecho de que aún siga en pie. Esa violación forzada, la parte donde me sentí tan vulnerada. La mesa de fanfarrones con una Biblia como mediador. La imposición a ella como remedio a un mal que no les pertenecía. La doble moral repugnante en su máximo esplendor, el miedo y la cobardía ahuyentando a seres de luz, un trago amargo que le cambió el destino a quien menos lo esperaba... aún no entiendo cómo terminó esa espantosa situación. Los días eternos que me persiguieron después de eso, el llanto y los gemidos nocturnos que nadie escuchó. La felicidad de volver a ca…

Preámbulo.

Ganas de llorar, y no sé cuál sea la parte que me haga sentir más mísera, tal vez los excesos, quizás la parte inconsciente de mis actos frente a mis obligaciones, el dolor, la inestabilidad, el hecho de no entender por qué me siento tan desligada de dicho amor.
Me gustaría entender o simplemente regresar a donde podía al menos llorar, mis ojos han dejado de brotar dolor y es que ya me tiene consumida el mismo, solo quiero huir, y lo estoy haciendo. Retorno, no avanzo, calculo, prometo y miento. Ya no descanso, sólo hiberno y ruego al cielo que me escuche. Quiero acabar con tanta mierda.
Esa niña inocente murió y ahora solo vive una alocada fémina, liberal e inconsciente que promete conservar algo de felicidad. Ya me dejó de importar la gente, y eso es triste, la estabilidad ya no la hallo en nada, ni siquiera en mis estúpidos trazos. La música ya no cumple su efecto y sólo quiero rodar. De mis tres amores, los he ido abandonando uno a uno, como dije que lo haría, pero ya he dejado de c…

Sucesos nublados

Me preocupaba el hecho de olvidarle, pero ahora noto que es necesario. Al menos sus estúpidas apariciones, bien sean tangibles o no, hacen que por mi retorcida mente haya un recuento de flshbacks y sucesos nublados.Supongo que va siendo tiempo, ya no me interesa hacerlo parte de mí, de hecho creo que esta ya fue la última vez, a penas cerré la puerta, lo único y primero que pude decir fue ¨qué mal p¨ y eso es deprimente, o al menos para mí lo fue, lo es y espero que lo siga siendo.Su estúpida y aburrida mirada, ya nada es como solía serlo antes, todo lo fingí hasta el hecho de sentirme nerviosa, ni yo lo puedo creer. Creo que soy mejor actriz de lo que parece. Al fin me deshice de ese puto souvenir. Y que a partir de ahora, yo aquí, mayor, consciente, segura, frágil, estrella fugaz, retrógrada, heroína, femme fatale, Ramona. Pueda crecer, avanzar, desligarme de tanta maleza, y uno a uno irlos sacando a todos, por sus infamias, por tanta penuria. Mi celebración de cumpleaños, eso sí me…

sin título

Hay días en los que pienso en él, pero hasta hoy llego al punto en donde no sé por qué, o no comprendo la parte de su encanto, aquello que tanto me marcó y por lo cual me apegué tanto. Sólo trato de concluir formas y no las encuentro. Todo el tiempo ando rondando, buscando por qués, contestando preguntas. 
He encontrado paz en medio de turbulencia, hay días grises pero no he vuelto a pensar en desistir. Me gusta andar por las calles angustiosas de Bogotá, ver esas caras serias, tantos ceños fruncidos como las sonrisas de una vida.

Dolor de cabeza.

Esa prisa angustiosa del pasar, el cansancio repentino, los ojos que se ven forzados a abrirse porque la conciencia lo exige. La sórdida pena de añorar estar en otros tiempos, la incertidumbre del porvenir.
Ojos pálidos, pieles grisáceas, caras sonrientes, dementes precipitándose a abismales encuentros con la fatalidad. Insensatos cobardes sulfurados huyendo del bien, carcajadas en medio de un velorio.
Ignorantes, esos somos todos, viles pedazos de nada. Repentina y súbitamente nos erguimos para luego desmoronarnos de manera lenta y en escenarios públicos. Mofa venidera y resguardos inútiles o desesperanzados. Volátiles encuentros con un pasado irreal que coexiste dentro de lo que se tenía como abnegación.  Estómagos revueltos en medio de la multitud. Risas burdas y llantos que nadie escuchó. Lamentos póstumos y flores no recibidas. Regalos inexistentes. Esquemas forzados acompañados de aires espesos y una niña cantando en el zaguán.

Verbo Infragilizar.

Infragilizar.

Nuevo término adoptado, adaptado y hasta adopado.Su surgimiento, la reinvención, y la resurrección... esa elaboración poética de lo inexistente dentro de esa mente retrógrada que había olvidado sentirse alguien. La cruz de la mala racha, y de fondo esas guitarras,  el grunge que jamás acompañó otras épocas y que para ésta, sólo cumplía el efecto de recrearla, moldearla. hacerla, cubrirla, duplicarla y extasiarla para hacerle saber que era real.Esa variedad de sonidos, la luz de la luna golpeándole el cerebro contra el trasfondo de lo inevitable, sus ples descalzos danzando al compás de su nacimiento. El verbo recreado, la aparición de un resplandor inigualable, su sonrisa no guardada, los telones abiertos, los gritos sulfurados y esa emoción que merodeaba su estancia sin temores. El canto nuevo, la canción de buenos días, el correr, los pasantes, la vie en rose, los espejos empañados, la música de la que huyó, el nuevo camino, las manos inquietantes.Su despertar, el segui…

Curar enfermedades con remedios inservibles.

Ella no era lo suficientemente obvia, siempre había tenido ese problema. Bastaba con mirarla para darse cuenta que estaba jodidamente loca. Sólo pasaban los días y nadie lo notaba. 
Llegó el día inesperado y ella sólo sabía dejar amargos tragos, reemplazar buenas por malas memorias, escribir barrabasadas, llorar mares, idealizar y luego romper, enamorarse y negarlo.

Ella no sabia hablar, le costaba aceptar que era todo un fanfarrón idealizado en las pesadillas de su madre y hecho realidad. Quería rodar todo el tiempo, ya había perdido el enfoque. Su compañero y fiel demente había desaparecido. Unos nuevos inventores de felicidad habían llegado para arruinarle la vida, y ella solo suspiraba. Contagiada del mal de ojo, se forzó a seguir en el vaivén de los recuerdos, de la mala racha. Ya nada era lo suficientemente importante para ser contado, el dolor la había consumido. Sus ojos ya no brotaban ese brillo y por supuesto la simpleza se había apoderado de quien era. Volvía a hundirse en…