Entradas

Mostrando entradas de junio, 2016

Ese idilio irreparable

1:09 am hora NYC
Gracias a Dios estoy aquí, lejos de ti. Te vuelvo a escribir después de que perdí la cuenta, ya no sé ni siquiera hace cuanto no te ven mis ojos, no recuerdo cuál fue esa última vez. Mi corazón dejo de latir, mis sentimientos se detuvieron de nuevo. Te sigo llevando conmigo, hoy lo comprobé. Y te extraño absurda y locamente. De fondo tengo nuestra canción y replicó al cielo constantemente para poderte olvidar pero no lo consigo, al contrario más me aferro a la idea absurda de ti. Conocerte me ha hecho más fuerte, en muchos sentidos, creo que gracias a ti saqué un lado mío que aún no conocía, y repito me cambiaste quizá no de la manera correcta,  pero creo que todo ha sido un propósito perfecto. Ojalá estuvieras aquí. Quisiera besarte como esa última vez, decirte al oído que me gusta cómo me miras, que eres de los mejores momentos que he tenido en mi existencia, tu boca, tus besos, ese idilio irreparable de desamor, todo lo echo de menos. Jodido y maldito SPM siempre m…

Devoción como glándula de mi fe.

9 de abril 2016 13:46
 El día que lo deje de ver sabré que ya se habrá ido, me quedo con sus miradas, con sus risas paulatinas, con sus afanes, con su piel y cada recuerdo juntos.
Duele; míranos, caminando hacia el mal, besándonos por primer vez, amándonos de mentiras, Mírame casi llorando al compás de esa única canción y nuestra primer vez. Voy a echarte de menos, sin importar nada, fuiste mi ser humano favorito, a ti fue  quien dediqué la única devoción más grande que jamás hubiese imaginado. Despacio nos quisimos y aquélla vez solo nos mentimos. Cómo me deshago de ti? Siente un poco de esto que me agobia, huele el hedor de lo que se desvaneció. Aquellos lugares aún poseen de nosotros y tu y yo dejamos de existir. Te seguiré escribiendo hasta que haya depositado la última letra agotada y mis mejillas dejen de cubrirse por recuerdos y anhelos. Resguardum Ether de fondo, como raro yo contigo arruinando mis discos favoritos, hoy te recuerdo, como ese que llegaba y dejaba sonrisas incontr…