Perdí la cuenta.

Esa parte de mi vida no tenía fondo alguno, al parecer estaba desolada. Creería que hasta yo misma la estaba dejando pudrirse y los pie de página estaban pútridos y colgados en el techo. Al parecer, ya nada tenía tanto sentido desde entonces, de fondo ya no solían estar las canciones de primavera ni los ruidos que se ajustaban a los oídos sordos. Solo había una cortina moviéndose, y su voz ya no me acobardaba.

[En las noches a veces lo veo, trata de asustarme pero yo hago de cuenta que no tiene malas intenciones y que simplemente es él, sin más ni menos sentido. me gusta verlo aunque sea de espaldas, su cabello rizado y su presencia no me disgusta aunque me ignore todo el tiempo. En mis sueños es en donde más me acompaña, quizá sea solo eso lo que me haga sentir tan dominada de su parte. Porque de no ser por su aparición en mi vida, no hubiese tenido con qué acompañar estas letras]

Puedo saber que esa parte de mi vida me deja sin ganas, pero me da esperanza al ver como alguien pudo amarme, aunque a su manera, lo hizo de una forma desesperada, queriendo arraigar aquellos sentimientos eternamente a su puto y maldito ser. 

[El ha cambiado, supongo que está inseguro, o tal vez no. A veces creo que somos tan iguales que por eso no nos entendemos]

Desearía saber que ese ser estúpido y dañado es infeliz tanto como yo, quisiera verlo colgado o quizá con tanta seguridad de ahogarse en esa maldita tina como yo quise hacerlo.

[Quería que él me acompañara esa noche solitaria, pero no lo hallé… Suelo hacer muchas suposiciones y culpo a ellas de mis impulsos acelerados, miro el reloj y ya son las 4:08 debería estar durmiendo… Pero el jamás me da las buenas noches]

Encontré un video, es tan patético como los fanfarrones que lo conforman, abrumador, aterroriza y deja de recordatorio que no importa que tan ingenuos podamos ser, la maldad existe y está disfrazada hasta de gente con corbata.

[El se fue, pero no entiendo por qué seguimos durmiendo juntos, le pido que me bese y cuando está a punto de hacerlo una pared escurridiza lo detiene, el calor que me da sigue estando intacto, y aún no se retracta de sus palabras]

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pegatina

Visitante

Logros y silencio comprimido