No es amar, es desear.



A esta hora sólo puedo sentirte a ti, mi querido amigo, solitario y cruel amigo. Vacíos existenciales y desórdenes latentes, si miro arriba me da mareo, si miro abajo solamente duermo, ya no duermo, las noches son eternas y me obsesiono con ver u oír algo distinto en estas madrugadas donde mi única compañía es la soledad y el hambre, no me entiendo, no entiendo demasiadas cosas. Quizás algún día crezca y lo comprenda pero por ahora sólo queda cuestionarlo… No es de sentir, es de ser, no es de saber, es de conocer… No es siquiera imaginar es experimentar, no es amar; es desear.
Nadie que me escuche, nadie que se atreva a conocer lo vacía que estoy, llevo adentro mis ansias por conocer, tocar, sentir, vivir, amar, descubrir.
No es amor, es simplemente deseo y pasión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pegatina

Visitante

Logros y silencio comprimido