No quisiera levantarme, me gustaría que las cosas fueran como antes,donde el temor era algo tan desconocido como el afán en mi vida. Me gustaría que mi mamá me levantara así como luchaba antes pegando gritos hasta que yo de lo cansada de escucharla lo hacía. Ahora todo es tan gris, tan vacío, tan sin sentido, quisiera ir lejos y no ver ir mi “mundo” entre mis dedos yéndose por un agujero oscuro y desalmado sin poder salvarlo, quisiera correr, escuchar unas cuantas canciones de Sleeping With Sirens y hasta quizás soltar una que otra carcajada mientras admiro un árbol seco o un cielo azul, desearía ver a mi familia feliz, despreocuparlos y quizás contarles muchas de las locuras que he llegado a hacer sin pensar, me gustaría tenerlos juntos, verlos felices; al fin y al cabo son lo único que tengo valioso en esta tierra.
No entiendo porqué hay siempre algo arruinando todo, porqué la felicidad es tan corta y se desvanece al pasar de los días, porqué la vida es tan confusa y aveces hasta tan injusta, porqué siempre todo es un modelo inventado del ser humano, porqué debemos hacer todo lo que dicen otros, no lo comprendo.
Quisiera tantas cosas, despertar y ser niña de nuevo, esa pequeña tan ingenua e inocente de la vida que lo único por lo que se preocupaba era por mantener sus notas altas.
Aveces el dolor y el silencio es la única salida, ya no salen lágrimas, ya el trajín y la pesadez han desgastado las fuerzas, lo único que queda es un descontento sin igual, una frialdad incomparable y un trago amargo más para recordar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Visitante

Curar enfermedades con remedios inservibles.

Pegatina