Silencio de bien.



La infelicidad es eso que llevo experimentando hace varios días. No sirve de nada hablar de que se es feliz solo cuando se conoce que la felicidad es un término tan relativo, familia; personas que se aman y que no con dinero y buenas obras permanecen juntos. Amigos; son los únicos con los que se puede ser transparente. Dios; el ser que básicamente lo es todo.
La felicidad para mi es hacer lo que se quiere y obtener lo que se espera, la vida consiste en luchar, pero para qué luchar cuando el objetivo no es claro, para qué luchar cuando no hay esperanza, para qué luchar cuando la única fuerza que se tiene es la de uno mismo, para qué luchar?
La muerte; el miedo a una experiencia desconocida.
La realidad; una experiencia desagradable continua.
Mi vida actual, una realidad desesperada y agobiada por miedos desconocidos. Un corazón que desconoce el verdadero amor, una mente diseñada para amar pero que sólo ha sido utilizada para lastimarse a sí misma. Y mis sueños, frustrados por ahora.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Visitante

Curar enfermedades con remedios inservibles.

Pegatina